Estás aquí: Principal > Formación integral

Formación integral

 

La Misión 2015 establece como el deber del Tecnológico de Monterrey formar personas íntegras, éticas, con una visión humanística y competitivas internacionalmente en su campo profesional, que al mismo tiempo sean ciudadanos comprometidos con el desarrollo económico, político, social y cultural de su comunidad y con el uso sostenible de los recursos naturales.

 

    • Formar personas íntegras y éticas
    • Visión humanística
    • Ciudadanos comprometidos con su comunidad
    • Uso sostenible de recursos naturales
    • Uso sostenible de recursos naturales

 

Por este motivo, a partir de 2011, los planes de estudio incorporan un componente de Educación General que permite asegurar la formación integral del alumnado, más allá de las competencias propias de su disciplina profesional.  En los planes de estudio anteriores al 2011, esta formación  se lograba a través del componente de Formación Humanística y Ciudadana.

 

La formación integral parte de la idea de desarrollar diversas dimensiones del ser persona. Son cruciales áreas de conocimiento que desarrollen competencias personales como la reflexión, análisis y evaluación sobre nuestra realidad social, económica, política y ecológica, en el plano personal, social y profesional. El respeto  a las personas y a su entorno, actuar con solidaridad y responsabilidad para mejorar la calidad de vida de nuestro país y el mundo son fines de una formación integral que busque educar más allá de la competencia profesional.  La formación integral en el Tecnológico de Monterrey está basada en su oferta académica, en estrategias de educación transversal y en servicios co-curriculares.

 

Las principales áreas que conforman el componente de Educación General, parte fundamental de la formación integral, son: la formación ética, la formación ciudadana, la formación humanística y el emprendimiento. Complementan estas áreas el fortalecimiento de las competencias en lengua materna y extranjera.

 

Además, la formación integral se completa a través de las opciones de internacionalización a disposición de los alumnos así como de las actividades formativas y de recreación que conforman su vida estudiantil durante su estancia en el Tecnológico de Monterrey. Los Centros de Vida y Carrera evalúan, retroalimentan y monitorean el avance de los alumnos en el desarrollo de sus competencias personales, y fortalecen su empleabilidad mediante actividades de vinculación con el mercado laboral así como talleres que facilitan su transición a la vida profesional.