Estás aquí: Principal > Técnicas Didácticas > Aprendizaje-Servicio > ¿Qué es?

Qué es Aprendizaje-Servicio

 

El aprendizaje-servicio enlaza dos conceptos complejos: acción comunitaria, el "servicio" y los esfuerzos por aprender de la acción, conectando lo que de ella se aprende con el conocimiento ya establecido, el "aprendizaje".

Los primeros practicantes del aprendizaje-servicio se apoyaron pedagógicamente en el campo de la educación experiencial. Para asegurar que el servicio promoviera un aprendizaje significativo, ellos buscaron conectar la experiencia de los estudiantes con la reflexión y el análisis provisto en el currículum. Ellos señalaron la importancia del contacto con problemas sociales complejos y contemporáneos, y los esfuerzos para resolverlos como un elemento importante de una educación integral.

 

Un programa de aprendizaje-servicio busca que los participantes actúen no en términos de caridad sino desde una perspectiva más amplia como la justicia y política social.

 

Por ejemplo, los programas de aprendizaje-servicio no deberían limitarse a reclutar estudiantes como voluntarios en centros alimentarios sino que deberían pedirles reflexionar porqué existe gente que no tiene comida. Los voluntarios de un programa de alfabetización deberían reflexionar cómo es que puede existir gente analfabeta en una "sociedad avanzada".

 

El propósito de estas reflexiones es desarrollar en los estudiantes una conciencia cívica que les lleve más que a entender las causas de la injusticia social, a emprender acciones que posibiliten eliminar estas causas.

 

Los proyectos de aprendizaje-servicio pueden ser utilizados para reforzar los contenidos del curso y para desarrollar una variedad de competencias entre las que se incluye el pensamiento crítico, habilidades de comunicación, liderazgo, un sentido de responsabilidad cívica.

 

Aunque en educación superior es frecuente que se le defina como programa, el aprendizaje servicio es también una filosofía y una pedagogía. Como programa, el aprendizaje-servicio hace énfasis en la realización de tareas para afrontar necesidades humanas y de la comunidad en combinación con ciertos objetivos de aprendizaje. El aprendizaje-servicio es también una filosofía de crecimiento humano y visión social; es una filosfía de reciprocidad, que implica un esfuerzo concertado para mover de la caridad a la justicia, del servicio a la eliminación de necesidades. Como una pedagogía, el aprendizaje-servicio es una educación que se conecta con la experiencia como base para el aprendizaje basado en la intencionalidad de la reflexión que posibilite el aprendizaje. El modelo de Kolb (1984) ilustra el ciclo de aprendizaje experiencial en cuatro fases: la experiencia concreta, reflexión en la experiencia, síntesis y conceptualización abstracta, y experimentación activa.

 

Robert Sigmon (1979) enuncia tres principios para el aprendizaje-servicio:

 

1. Quienes reciben el servicio controlan el servicio que se proporciona.
2. Quienes reciben el servicio llegan a ser más capaces de servir y ser servidos por sus propias acciones.
3. Quienes sirven son también sujetos que aprenden y que tienen un control significativo sobre lo que se espera que aprendan.

 

Los objetivos que define el Aprendizaje Servicio son básicamente tres:

 

  1. Mejorar la calidad del aprendizaje establecido en los objetivos curriculares del curso, manteniendo niveles de exigencia académica.
  2. Los objetivos de servicio, que se traducen en un servicio o producto de calidad, que  aporte solución a alguna problemática social real.
  3. La formación de valores de los estudiantes presentes en las actividades del curso, tales como la participación, la responsabilidad social, el emprendimiento, el respeto, solidaridad, etc.

 

El Centro Latinoamericano de Aprendizaje y Servicio Solidario (CLAYSS) define así el aprendizaje-servicio:

Es la metodología pedagógica que promueve actividades estudiantiles solidarias, no sólo para atender necesidades de la comunidad, sino para mejorar la calidad del aprendizaje académico y la formación personal en valores y para la participación ciudadana responsable.

 

Definición de la Pontificia Universidad Católica de Chile:

 

El Aprendizaje Servicio es una metodología pedagógica basada en la experiencia solidaria, en la cual los estudiantes, docentes y miembros de una institución comunitaria o pública trabajan juntos para satisfacer una necesidad de una comunidad, integrando y aplicando conocimientos académicos. Este esfuerzo se enmarca dentro de una visión más amplia, que es la de fomentar una formación de profesionales que sean socialmente responsables, y que trabajen por la búsqueda de justicia social.

Secciones relacionadas

Definiciones de A-S
Fundamentos teóricos
Glosario de términos
Investigación

 

"Here I was within a universitiy with a lot of resources, and I was one avenue, a broker, between students, faculty, and services at a university and community needs."
Dick Couto
Vanderbilt University

... más de Qué es

International Association for Research on Service- Learning and Community Engagement

National Service Learning Clearing House (NSLC)
Campus Compact


Contacto