Estás aquí: Principal > Técnicas Didácticas > Aprendizaje Colaborativo > Uso en el ITESM

Uso en el ITESM

 
Preguntas Frecuentes

 

¿En qué cursos puede aplicarse el Aprendizaje Colaborativo?

 

Prácticamente en cualquier tipo de curso y en cualquier nivel se pueden utilizar las actividades colaborativas.

 

Se ha recomendado el diseño y uso de actividades colaborativas en los cursos de preparatoria y en los primeros semestres de profesional. Sin embargo, incluso estas actividades pueden ser complementarias para cursos de semestres superiores en profesional y que utilizan una técnica didáctica distinta.

 

¿Las actividades Colaborativas son solo para el desarrollo de habilidades?

 

Estas actividades pueden ser tanto para el desarrollo de habilidades como para el aprendizaje de contenidos, depende de la definición de los objetivos para cada actividad.

 

La vivencia de la actividad colaborativa, en una actividad en un grupo formal, presenta la oportunidad de abordar el aprendizaje de contenidos, desarrollar habilidades específicas y practicas y reflexionar sobre valores.

 

¿Cuántas actividades colaborativas deben usarse en un curso para considerar que está diseñado de manera colaborativa?

 

Más que un número específico de actividades colaborativas en un curso, lo importante es el diseño del curso permita la vivencia de la colaboración a través de la experiencia de los grupos base.

 

Lo importante no es la cantidad de actividades, lo significativo es qué tanto contenido del curso y qué tipo de experiencias viven los alumnos al participar en las actividades colaborativas.

 

¿Cómo se determina la calidad de una actividad colaborativa?

 

Es importante que en el diseño de la actividad colaborativa se incluyan los componentes esenciales del Aprendizaje Colaborativo:

 

    • Interdependencia positiva
    • Interacción fomentadora (cara a cara)
    • Responsabilidad individual
    • Habilidades interpersonales y en pequeños grupos
    • Procesamiento por el grupo de su desempeño y para su mejora futura.

 

Es importante utilizar como base un formato de diseño que permita registrar que se cumple tanto con los componentes esenciales del Aprendizaje Colaborativo como con los elementos básicos de diseño de la actividad (objetivos, pasos, recursos, etc.)


· La evaluación y retroalimentación sobre el proceso de la actividad resultan un elemento esencial para determinar la calidad de la misma. Es necesario tomar en consideración la retroalimentación de los alumnos al respecto.

 

¿Cuál es el tamaño ideal del grupo para trabajar con Aprendizaje Colaborativo?

 

No existe un tamaño ideal de grupo, depende del tipo de actividades que se vayan a realizar.

En un grupo de clase se puede trabajar hasta con 40 alumnos si ya se tiene experiencia en la organización de actividades colaborativas.

 

Se recomienda que los grupos base no sean mayores a 4 alumnos.

 

¿Puedo diseñar mis propias actividades colaborativas?

 

Se pueden utilizar actividades ya diseñadas o bien diseñar o adaptar actividades a las condiciones específicas del grupo y del contenido.

 

Se recomienda revisar cuidadosamente una actividad antes de decidir usarla en el curso, lo anterior con el fin de tener elementos para ajustarla realmente a las condiciones del grupo con el que se trabaja.

 

¿Siempre se deben utilizar los grupos base?

 

Si el curso está diseñado con base en Aprendizaje Colaborativo si debe utilizar los grupos base en su proceso.

 

La periodicidad de las actividades del grupo base dependerá del tipo de grupo y del tiempo con el que se cuente.

 

¿Se puede utilizar una actividad colaborativa como examen?

 

Si es posible utilizarla, su diseño debe contar con rubricas específicas que permitan una evaluación objetiva.

 

Se debe cuidar que la actividad refleje tanto el nivel de desempeño individual como el grupal.

 

Es importante que lo que se esté evaluando (dominio de contenidos o habilidades) se refleje en el proceso de la actividad tanto de manera individual como grupal.

 

¿Es necesario cambiar las actividades colaborativas cada semestre?

 

En esencia las actividades no tienen por que cambiar, sin embargo, siempre es necesario hacer una revisión y actualización de cada actividad en función de las características del grupo con el que se trabaja.

 

¿Cuál es la diferencia entre trabajar en equipo y trabajo colaborativo?

 

El trabajo en equipo no cuenta necesariamente con una estructura o fundamento que le dé sustento. Por lo anterior, trabajar en equipo implica la coordinación de los sujetos para el logro de las metas pero no con una intencionalidad específica hacia el desarrollo de habilidades, actitudes y valores.

 

Trabajar de manera colaborativa implica contar con una fundamentación teórica y metodológica para el desarrollo de las habilidades y actitudes propias del Aprendizaje Colaborativo.

 

¿Se pueden combinar las actividades colaborativas con alguna otra técnica didáctica?

 

Si se pueden combinar con otras técnicas didácticas. De hecho, la esencia de la interacción entre los participantes en cualquier técnica didáctica puede explicarse y fundamentarse desde los principios del Aprendizaje Colaborativo.

 

Un curso puede estar diseñado con la técnica de Aprendizaje Basado en Problemas y además de que se podrían encontrar en el mismo proceso de esta técnica los principios de la colaboración puede incluir otras actividades propiamente diseñadas con AC.

 

¿Cuáles son los errores más comunes que cometen los profesores al formar los grupos?

 

Hacer grupos muy pequeños o muy grandes. Un tamaño común de equipo es de tres a cinco estudiantes. En parejas un estudiante puede dominar. En grupos grandes es muy difícil que todos los estudiantes tengan la oportunidad de participar equitativamente. Los grupos de cuatro tienden a crear balance, permitiendo una distribución similar de roles. Generalmente, el tamaño de los equipos puede ser determinado por la cantidad de miembros necesarios para cumplir con la tarea.

 

  • Rehacer continuamente los grupos. El profesor puede caer en el error de romper y formar nuevos grupos constantemente. Los grupos necesitan tiempo para trabajar los conflictos y aprender de cada uno. Los grupos deben permanecer juntos el tiempo suficiente para que los estudiantes sean productivos, pero cada estudiante debe tener también la oportunidad de trabajar con los demás alumnos durante el curso.

 

¿Cómo puedo agrupar a los estudiantes si se sientan en filas en un salón grande?

 

E l trabajo de equipos pequeños en un salón grande requiere de paciencia y comprensión de parte de profesores y estudiantes. Mientras que las mesas y sillas movibles son ideales para las actividades de AC, las restricciones ocasionadas por el mobiliario no deben interferir en el trabajo de equipo. Se pueden formar grupos de cuatro con dos personas de una fila y dos de la fila de atrás.

 

¿E s frecuente que en las clases haya estudiantes que tienden a dominar en los equipos y otros que no participan ¿cómo evitar esto?

 

Promueva la participación equitativa entre grupos haciendo sentir a los miembros del equipo que tienen roles únicos dentro de él y que su rol es indispensable para el éxito del grupo. Algunas de las estrategias para lograr esto son: pedir un solo resultado por equipo, asignar roles e intercambiarlos, dar a cada miembro recursos críticos diferentes, escoger a un miembro del equipo para que explique y resuma los resultados y los métodos empleados y después asignar la calificación lograda por él a cada miembro del equipo.

 

Todos los miembros del equipo deben dar una lista de expectativas de participación y comportamiento en el grupo. Los estudiantes:

 

  • Deben generar ideas acerca del comportamiento que pueda interferir en el trabajo en equipo.
  • Pueden crear un código de comportamiento para todos los miembros.
  • Definir un comportamiento de grupo aceptable.
  • Listar los comportamientos que esperan de cada una de las personas, pareja, grupo o de la clase en general.
  • Ayudar a que el instructor y los estudiantes muestren comportamientos específicos haciendo que todos se sientan incluidos, expresando, por ejemplo, desacuerdo de manera constructiva, ofreciendo apoyo y soporte, pidiendo aclaraciones, evitando comentarios negativos.

 

Los instructores deben monitorear constantemente las actividades de grupo realizadas en el salón, anotando quiénes contribuyen mucho o muy poco. Es aceptable citar a los miembros del equipo en privado para que el profesor les comunique sus observaciones. Estas pláticas deben ser de forma amistosa y deben ofrecer apoyo mostrando estrategias específicas para la solución del problema.

 

En el caso de profesores que utilizan LS para documentar los resultados de la actividad, este trabajo se simplifica al tener acceso a todas las participaciones de cada miembro del equipo y de las características de las mismas, facilitando la intervención si es necesario para aquellos casos que lo requieran.

 

¿Debo intervenir cuando algunos estudiantes se quejan de otros miembros del equipo?

 

E l profesor debe intervenir en el proceso ocasionalmente si las tareas no han logrado unir a las personas en el equipo (Emerson et al., 1997).

 

El mejor consejo es dirigir al equipo y permitirle resolver sus diferencias independientemente. La intervención directa requiere de una junta privada con el estudiante en la que el profesor describe el comportamiento que ha observado y le pide ayuda para hacer algunos cambios. El profesor puede invitar también al equipo a su oficina para discutir acerca de la situación y generar soluciones. Sólo en casos extremos se debe reasignar a la persona a otro equipo. Parte de las dinámicas de grupo exitosas es aprender a resolver conflictos dentro del grupo. Cambiar a los miembros del equipo no es una estrategia que ayude mucho y puede generar ruptura del balance del equipo. En casos en que los alumnos insisten en cambiarse, los profesores advierten que ocurrirá un “despido” o “divorcio” en el que los miembros del equipo discuten formalmente las razones de la división con la persona. El estudiante es responsable de reasignarse a otro equipo.

 

Los profesores deben recordar a los estudiantes que es conveniente un poco de conflicto y que es una buena preparación para situaciones similares a las que se pueden enfrentar en su vida profesional. Las habilidades de negociación son parte del aprendizaje de las actividades de AC. Los grupos se vuelven más fuertes cuando aprenden a resolver sus propios problemas. Los profesores pueden identificar los problemas de equipo monitoreando el progreso del grupo mediante reportes o tareas en grupo. Al declarar su confianza de que los equipos pueden resolver sus problemas, el profesor les estará ayudando para que la tengan.

 

¿Cómo puedo saber si a mis estudiantes les gusta su equipo?

Una estrategia es pedirles que contesten, de manera anónima, un cuestionario en el que se les pregunte lo que les gusta acerca de AC, lo que quisieran cambiar y algunas sugerencias que ayuden a mejorar las actividades de aprendizaje. Los profesores pueden también someter las preguntas a discusión en clase.

Folleto informativo

 

Secciones relacionadas


Preguntas frecuentes
Capacitación
Experiencias
Comunidad AC
PDHD

 

...más de Preguntas
Though Questions
Teaching Stories
FAQ on Cooperative Learning
FAQ on Cooperative Groups